TECNOLOGÍA EN ACCIÓN
¿QUÉ QUEREMOS?
Por retrógrada e injusta, porque elimina asignaturas esenciales como la Tecnología y equipara conocimientos con creencias. La LOMCE no aprovecha las inversiones realizadas en formación del profesorado, experiencia docente, instalaciones y recursos materiales. Los países que obtienen mejores resultados académicos en el informe PISA, apuestan decididamente por la formación tecnológica.
Esta ley no nos gusta por la forma y el fondo. La LOMCE se ha desarrollado con excesivas prisas, sin el necesario consenso, sin atender las demandas de las familias y el profesorado, sin analizar el contexto educativo y utilizando la escuela como palanca para la productividad. El diálogo no puede ser sustituido por un BUZÓN en una página WEB, donde dejar sugerencias y propuestas.
Los jóvenes se van de nuestro país para desarrollar su talento. Esta ley no facilita el acceso a la formación tecnológica de los jóvenes y tampoco apuesta por el valor añadido de la investigación e innovación necesarias para el desarrollo de un país.
El conocimiento es algo más que una mera transmisión de saberes. La escuela no debe adoctrinar, segregar o limitar el derecho a la educación de determinados sectores de la población. Entendemos que el acceso al conocimiento ha de facilitar la integración y la cohesión social.

 

 

 

 

 

La LOMCE no promueve el ingenio, la creatividad y el trabajo en equipo. La Tecnología facilita la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos en otras materias. Integra teoría y práctica a través de la resolución de proyectos.
Reivindicamos la necesidad de una escuela pública de calidad, laica y que promueva los valores de una sociedad democrática y participativa.
Los centros educativos cuentan con recursos materiales, talleres y laboratorios que desde hace años están funcionando. La inversión en infraestructuras y recursos no se pueden abandonar, ni eliminar por los continuos cambios de currículum.

Basta de dar palos de ciego. Ningún país puede soportar tantas leyes educativas seguidas. Pedimos consenso. Pedimos un plan de país. ¿Dónde queremos estar?, ¿queremos ser un país de mano de obra barata y de servicios?, o por el contrario, ¿queremos acercarnos a los países avanzados?. Si es así, ¿por qué no apostar por la tecnología como motor de futuro?.
.

Flyer_2Flyer_1